Norteña

Menú;

902 400 108

Se utilizan principalmente en edificios industriales que, por su diseño, tienen unas pendientes en la cubierta plana entre el 1% y 5%. Esta es una solución válida para cualquier zona climática resultando muy interesantes por su ligereza, aislamiento y estanqueidad.

Se compone de:

  • Una chapa perfilada, generalmente de acero galvanizado, de un espesor y perfil adecuado a las cargas y sobrecargas a soportar.
  • Una lámina de barrera de vapor. Aunque la chapa perfilada constituye de por sí una buena barrera contra vapor, es recomendable instalar esta lámina, sobre todo en estancias con alta humedad.
  • Por encima se coloca un aislamiento térmico – acústico con paneles rígidos para conseguir un buen aislamiento, adecuada rigidez y un buen comportamiento a flexión y compresión. Este se fija mecánicamente con un número de fijaciones a base de tornillos auto-taladrantes y arandelas nervadas de acero galvanizado en función de la exposición de la cubierta o las características climáticas (vientos sobre todo) de la zona. En este apartado se puede optar por varias opciones, las más utilizadas son:
    • Aislamiento térmico con panel rígido de Poliisocianurato, en espesor correspondiente a exigencias de obra.
    • Aislamiento térmico con panel rígido de lana de roca, en espesor correspondiente a exigencias de obra.
  • Posteriormente se procede a colocar una lámina impermeabilizante. No cabe duda que éste es el apartado más importante de toda Cubierta DECK. Su misión principal es garantizar la estanqueidad del sistema, así como asegurar que el aislamiento mantenga íntegras todas sus propiedades. En este apartado se puede optar por varias opciones, las más utilizadas son:
    • Lámina de FPO totalmente ecológica y reciclable, fabricada en base a poliolefinas. Las uniones entre piezas se hacen con soldadura de aire caliente, las cuales garantizan una total estanqueidad entre los dos cuerpos.
    • Lámina de PVC de policloruro de vinilo. Las uniones entre piezas se hacen con soldadura de aire caliente, las cuales garantizan una total estanqueidad entre los dos cuerpos.
  • Si la cubierta es con lámina autoprotegida se deja con la lámina impermeable vista y ésta tiene que ser resistente a las radiaciones ultravioleta.
  • Si por el contrario va protegida, se procede a colocar el geotextil Typar SF 44 de DuPont, de polipropileno 100%, el cuál es antipunzante y actúa como protección.
  • Por ultimo, se vierte una capa de grava en la granulometría adecuada y ésta hace protección para los elementos que se encuentran por debajo.

Entre las ventajas que ofrece este sistema de cubierta, destacan:

  • Gran impermeabilización.
  • Resistencia mecánica.
  • Ligereza y capacidad para integrar instalaciones y mecanismos.
  • Resistencia adecuada al paso del vapor.
  • Aislamiento térmico y acústico.